Bombillas de bajo consumo, sí, pero ojo con el mercurio

Bombillas de bajo consumo, sí, pero ojo con el mercurio
elmundo.es | Madrid
Actualizado miércoles 22/07/2009 12:31 horas
El Ministerio de Industria, Turismo y Comercio ha iniciado una campaña activa para que las
bombillas de bajo consumo lleguen a los hogares españoles. Mediante un vale incluido en la factura
de la luz, los consumidores pueden obtener una bombilla en su oficina de Correos. Más de 750.000
hogares tienen ya una en sus manos. Un primer paso hacia el ahorro del consumo eléctrico y la
eficiencia energética, beneficioso tanto para el bolsillo como para el medio ambiente.
Sin embargo, una vez que llegan al final de su vida útil, las bombillas de bajo consumo deben tratarse
adecuadamente. Su contenido en mercurio resulta altamente tóxico tanto para la salud humana
como para la del planeta. “Nadie del Ministerio está haciendo esta advertencia”, denuncia Leticia
Baselga, responsable de residuos de Ecologistas en Acción.
La bombilla es inocua mientras se mantenga intacta. El problema llega cuando se rompe, algo que puede
ocurrir si el usuario la desecha, erróneamente, en el contenedor de vidrio o en la basura doméstica. “Al
romperse, libera vapor de mercurio. Si algo caracteriza al mercurio es que es capaz de viajar muy
rápido y a grandes distancias. Puede llegar al Árico. También puede caer al agua y ser ingerido por
los peces que luego comemos los humanos”, advierte la ecologista.
Los ecologistas dan la bienvenida a la iniciativa de Miguel Sebastián de distribuir gratuitamente
bombillas fluorescentes, que permiten reducir emisiones de dióxido de carbono, pero critican el hecho
de que nadie esté advirtiendo de su toxicidad y de cómo y dónde deben ser depositadas una vez
gastadas.
Por ser un objeto eléctrico, estas bombillas deben ser desechadas en los Puntos Limpios. Sin embargo,
Ambilamp, la sociedad sin ánimo de lucro fundada por un grupo de fabricantes, tiene un sistema de
recogida específico para estos residuos. Concretamente, Ambilamp ha dispuesto unos contenedores
en los principales hipermercados con este fin. Se puede consultar por el punto de recogida más
cercano en el teléfono 900 102 749.
En cualquier caso, en caso de romperse una bombilla dentro de la casa, “hay que ventilar muy bien,
alejarse inmediatamente para intentar no respirar el vapor y luego tirarla en un contenedor específico”,
ya sea de un Punto Limpio o de Ambilamp, comenta Baselga.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.